Tweeter buttonFacebook button
Noticias

Vivimos en una época donde publicar en las redes ha dejado de tener impunidad judicial. El Tribunal Supremo ha tenido ya la ocasión de examinar varios supuestos, no sin su repercusión mediática, en la que ha debido considerar casos de enaltecimiento del terrorismo, humillación y vejaciones a través de redes como Facebook y Twitter. Por eso, vale la pena analizar con detenimiento qué tipo de contenido en Facebook y Twitter puede ser considerado un delito. Quizás de este modo consigamos añadirle a los comentarios vertidos en Internet el valor que realmente tienen, y es que la concienciación es la clave para contener una práctica que está teniendo consecuencias judiciales serias.

Recientemente la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo termina por anular la absolución del cantante del grupo Def Con Dos, César Strawberry, por varios comentarios que vertió en Twitter entre noviembre de 2013 y enero de 2014, considerando que estos mensajes humillantes “alimentan el discurso del odio, legitiman el terrorismo como fórmula de solución de los conflictos sociales y, lo que es más importante, obligan a la víctima al recuerdo de la lacerante vivencia de la amenaza, el secuestro o el asesinato de un familiar cercano, sin que la provocación, la ironía o el sarcasmo que animan sus comentarios hagan viable una causa supralegal de exclusión de la culpabilidad“.

La legislación vigente y aplicable a estos supuestos

Son los artículos espacios entre el artículo 205 y el 2010 del Código Penal los que recogen el delito de calumnias e injurias, respectivamente. Generalmente en las redes sociales se suele caer más en el delito de injurias. Y es que para más colmo, cuando las injurias están hechas con el agravante de “publicidad”, verán incrementadas su pena. Y ya sabemos que en el mundo de internet la publicidad es inevitable, un estado que se comparte o un tweet al que se le hace retweet constante se hace notorio e incluso viral.

Es injuria la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.

Twit delito

Durante el 2013, alrededor de 750 personas fueron detenidas en España por cometer delitos a través de internet relacionados con las injurias, las amenazas o el atentado contra la intimidad.

Es por ello, que a pesar de que la actividad más notoria en internet es la de verter acusaciones sin fundamentación, atentando al honor de otras personas, humillándolas o vejándolas, es importante que no olvidemos que comentarios tan abstractos como “Te daba un tiro en la nuca…” o “Te voy a mandar un roscón bomba…” pueden suponer delitos de amenazas.

El enaltecimiento del terrorismo a través de las redes se ha convertido también en un problema últimamente, aunque de mucho menor rango. La Sala de lo Penal del TS en su sentencia Nº 623/2016 de 13 de julio (rec. 291/2016) ya advertía de que la libertad de expresión en las redes no ampara ni el discurso del odio, ni la justificación de las acciones terroristas, ambas acciones entendidas como una humillación a las víctimas.

Estos comportamientos se están viendo castigados con multas que superan los 300€ e indemnizaciones que suelen superar los 1.000€, llegando en algunos casos a suponer penas de privación de libertad en función de la gravedad del hecho.

Cómo actuar ante un mal uso de las redes sociales

Es importante seguir una serie de pautas que vamos a enumerar para garantizar el buen uso de las redes sociales y que pueden mejorar el modo en que las personas conviven en ellas en un marco de respeto y garantía de los Derechos Fundamentales.

  • Antes de actuar:
    • Si no tienes pruebas de lo que vas a decir, no lo digas
    • Omite cualquier tipo de contenido que pueda afectar al honor y la privacidad de los demás
    • El lenguaje escrito no tiene entonación, el humor negro o la ironía pueden ser malinterpretadas
    • La libertad de expresión no permite lesionar los derechos de los demás
  • Ante un caso de acoso
    • No le des publicidad, compartir un estado o un Retweet puede ser desastroso
    • Ponlo en manos de las autoridades, la Policía Nacional y la Guardia Civil tienen diversos canales de fácil acceso
    • Guarda capturas del contenido que posteriormente pueden ser empleadas en un proceso judicial
  • Vigilancia de los menores
    • Las redes sociales son un arma de doble filo, gestiona el modo en que tus hijos/as las usan
    • Vigila el contendo que tus hijos/as hacen de las redes sociales de forma constante
    • Ciertas redes sociales no son aconsejables para menores de edad, asegúrate del contenido que poseen

Ahora lo sabes. Piensa muy bien antes de publicar, compartir, o dar retweet a algo que pueda acarrearte algún problema de asunto penal. Claro, cualquiera tomaría sus medidas sabiendo que cierta publicación es ilegal, pero eso no significa que tengamos libertad de agredir levemente sin llegar a delito. Para ser diferente, basta con utilizar las redes de manera constructiva, piénsalo.

Pagar con

Access denied for user ''@'localhost' (using password: NO)