Tweeter buttonFacebook button
Noticias

Un especialista en seguridad informática advierte acerca de la vulnerabilidad de un inodoro inteligente desarrollado en Japón. Insólitas consecuencias para un particular avance tecnológico.

Manual para hackear un retreteEn ¿Es posible hackear un automóvil? dimos cuenta de un revés de la expansión tecnológica en aquella industria: mientras que los avances de la ciencia propician mejor confort y mayor seguridad al volante, también abre camino a la intervención de expertos informáticos en los sistemas del vehículo, siendo éstos capaces de controlarlo en forma remota sin el consentimiento del conductor.Esta vulnerabilidad es válida para cualquier elemento que incluya tecnología en su funcionamiento.

Que un ordenador puede ser hackeado es algo sabido. Ahora bien, que un retrete sea también vulnerable en términos informáticos, es algo que llama la atención. Para explicar la situación es preciso remontarse a la presentación de Satis, un inodoro desarrollado por la firma japonesa Lixil el

cual es compatible con smartphones Android. Mediante una aplicación especial y a través de conexión Bluetooth, permite controlar el flujo del agua, las funciones del bidet, crea perfiles personalizados e incluso reproduce música vía streaming. Más detalles sobre Satis en esta nota. 

Ahora, la firma Trustwave advierte acerca de la vulnerabilidad de este sistema. El especialista en seguridad informática indica que hackers pueden controlar el mencionado retrete accediendo a sus comandos, puesto que la aplicación My Satis utiliza siempre la misma contraseña o PIN (0000), siendo imposible resetearla. De este modo, cualquiera puede controlar Satis, no solamente el dueño del inodoro inteligente.

¿Las consecuencias? No más que una broma a distancia.

 

Anterior                                                                                                                         Siguiente